<

lunes, 26/03/2018

Residencias universitarias

Ya estamos casi sobre la fecha de tomar una decisión muy importante: una decisión que influirá en nuestros próximos años. Antes de considerar pros y contras, necesitamos tener un conocimiento profundo de las opciones que existen hoy en día en el mercado. Aunque la variedad de alojamientos es grande, en líneas generales pueden encontrarse: residencias universitarias, colegios mayores y pisos compartidos.

Y ¿qué diferencias encontramos entre cada uno de ellos? ¿Es lo mismo una residencia universitaria que un colegio mayor? Se corresponden con dos tipos de alojamiento muy diferentes. A POR ELLO.

Residencia universitaria femenina.

Si piensas en residencias universitarias femeninas en Madrid podríamos hablar de un tipo de “hotel” para estudiantes. En él podríamos dormir y hacer todas las comidas (pensión completa). Normalmente tienen lavadoras para tu ropa o servicio de lavandería especializado, y te devuelven la ropa lavada y planchada.

La calidad de las instalaciones puede variar pero, como mínimo tendrás un techo bajo el que alojarte. Contarás también con un servicio de limpieza de la habitación. La típica residencia universitaria femenina en Madrid te brinda un espacio donde dormir, comer y vivir.

Colegios mayores.

Un colegio mayor es similar a una residencia universitaria, pero con varias características singulares en cuanto a los servios que ofrece. Un colegio mayor se ocupa de darte una formación integral cultural y humanista y de ampliar los conocimientos que validan tu carrera.

Aunque a primera vista puede parecerte un poco serio, en realidad no lo es tanto. En un Colegio Mayor te encontrarás con una gama amplia y apetecible de actividades sociales, lúdicas, deportivas, artísticas: tertulias, ciclos de cine, debates, visitas culturales. Las alumnas residentes participan en todas estas actividades, muchas veces organizadas con su ayuda.

Todas esas actividades vividas junto con tus compañeras de residencia transforman la ardua tarea de estudiar en un camino de conocimiento y sociabilización. Surgen importantes amistades que seguramente te acompañarán el resto de tu carrera y de la vida.

La decisión es importante y tal vez radique es si tienes o no iniciativa propia; si eres de las personas que son de armar tomar; si todavía sientes miedos a la hora de realizar actividades o si ya sabes valerte por ti sola.

La Universidad Complutense de Madrid, tiene alrededor de 40 colegios mayores adscritos. Cada uno es diferente y es importante que elijas el que más se acerca a tu forma de pensar y de vivir.

Las reglas de juego.

Es importante que sepas que a la hora de convivir hay que poner reglas que garanticen una buena convivencia: no hay otra manera. A la hora de decidirte por una residencia universitaria femenina en Madrid, debes tener en cuanta estas normas. Por ejemplo:

  • Ruido. Las residencias universitarias y colegios mayores tienen horas de silencio para facilitar el estudio y para poder descansar. Consulta estos horarios.
  • Tener invitados. Existen normas limitando tipo de visita y horario a cumplir. Vas a encontrar desde residencias sin la posibilidad de tener invitados especiales, a otras donde tus amigos pueden entrar sin problemas, a cualquier hora.
  • Tus objetos personales. En algunas residencias limitan la posibilidad de llevar tus pertenencias o modificar el diseño de la habitación. Es importante que lo consultes.
  • ¿Fumadores o no? Otro tema importante es si eres fumador o, de lo contrario, si te molesta que fumen en tu entorno.
  • Zonas comunes y privadas. ¿Los baños están integrados en mi habitación o son baños compartidos? ¿Hay Internet en cada habitación? No te olvides de estos detalles.

Piso compartido.

Por fin llega el día en que tenemos que marchar a estudiar a otra ciudad. La libertad bien entendida empieza en casa. Si te decides por un piso compartido, ten en cuenta que las reglas las ponen entre todos los habitantes del nuevo hogar.

En un piso es posible que haya más desavenencias en cuanto a las reglas que en una residencia. No hay nadie que vele por su cumplimiento, lo que puede terminar en roces, ya que no todo el mundo es constante en mantener la palabra.

Es una gran responsabilidad: comienza tu vida adulta. No tienes límites de horarios. Tendrás que realizar las tareas del hogar: lavar los platos, hacer la compra, lavar la ropa. Algunas tareas de limpieza de zonas comunes, traen aparejados problemas en el grupo que convive: limpiar los baños, los platos sucios, los gastos comunes. Tal vez compense contar con una persona que realice la limpieza: aunque a priori sea un gasto innecesario, se eliminan de raíz muchos problemas. Otros gastos se suman rápidamente: alquiler, calefacción, ADSL, etc.

Comenzar tu vida universitaria es mucho más que elegir la universidad. Dedícale tiempo a esta elección, medita cada tema y evalúa qué tipo de vida cuadra con tu forma de ser. Así lograrás mayores beneficios en tu carrera.

Si quieres conocer nuestro Colegio Mayor Zurbarán, contacta con nosotros.

 

Ver todas las Entradas


Residencia Universitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y/o mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click aquí.