<

martes, 26/06/2018

¿Es útil el pensamiento?

Es útil el pensamiento o no, es algo que muchos pueden pensar que el final de curso no es el momento para planteárselo. O quizá sí, teniendo en cuenta que la tranquilidad tan desada que ofrecen las vacaciones puede ser un momento para leer, dialogar, compartir, reflexionar.

Las rayaduras mentales es algo que a nuestra Generación Z no le gusta pero hay que reconocer que son inevitables. Qué sentido tiene el mundo y dentro del mundo yo, no es una pregunta sin importancia. Tanto, que es una cuestión arrastrada de hace muchos siglos aunque nuestra cultura del clic intente obviarlo. Quien más quien menos,  nos olvidamos de que la filosofía, al historia del pensamiento, es una buena base para el desarrollo de las capacidades de la persona. ¿Es esto erudición superflua?

Parece que no. Comprueba por ti mismo la repercusión que el desarrollo del pensamiento tiene en la capacidad de adaptación del hombre al mundo. El enriquecimiento de las distintas opiniones y experiencias, la diversidad de maneras de pensar abre las puertas a la mente humana para hacer frente al mundo en el que vivimos. Baste echar una mirada a la historia y nuestra sociedad tan compleja y multicultural.

La estabilidad del hombre empieza por la admiración

Los antiguos vivenciaban la filosofía como una búsqueda de la verdad. Nos mostraron que esta búsqueda comienza por la admiración, una admiración que entrelazada con la belleza, lleva al hombre a descubrir el sentido de la vida y transmitirlo. Toda persona por el hecho de ser persona está llamada a algo y ha de descubrirlo no de puertas para adentro, sino en salida descubriendo y leyendo la realidad que le rodea.

Los primeros pensadores se paraban a contemplar qué es la realidad, se admiraban de que la realidad tiene una identidad y una estabilidad a pesar de que no perdure en el tiempo. La estabilidad de la realidad es paralela a la estabilidad del hombre. Surge así el conocimiento del hombre y el conocimiento de la realidad. El hombre es el que puede hacerse cargo filosóficamente del mundo en el que vive, por lo tanto, en el momento en el que le cerremos las puertas del pensamiento, el mundo se le vendrá encima, pues está regido por la mente humana.

Conocimiento y libertad

El hecho de ser constructor de tu propio conocimiento hace libre al hombre, pues es capaz de interpretar el mundo en el que vive. Conoce la historia del pensamiento desde los orígenes nos ofrece una perspectiva en el tiempo de cómo se ha creído en todas las épocas, de lo que ha sido considerado bueno y malo.

No se trata por tanto de un mero cúmulo de conocimientos o información, sino de una fuente reflexión y de planteamiento de las principales cuestiones que conciernen al hombre, pues como dijo Kant vivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados, sin tratar de abrirlos jamás.

Con estas reflexiones os dejo. Nos vemos a la vuelta del verano.

Laura Fernández Oyonarte, estudiante de Magisterio y Humanidades, Madrid

 

Ver todas las Entradas


¿Es útil el pensamiento? Laura Fernández Oyonarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y/o mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click aquí.